Gobernación de Santa Cruz teme ola de violencia y pide no ser permisivos con grupos armados

El secretario departamental de Seguridad reconoce desavenencias entre la Gobernación y el Comandante departamental de la Policía.

El secretario de Seguridad Ciudadana de la Gobernación de Santa Cruz, Rubén Suárez,  califica como «alarmante y preocupante» la situación vivida ayer martes en El Cuchi (Porongo) donde asesinaron a tres uniformados. Con un pasado como comandante de la Policía, Suárez aguarda una investigación «clara, veraz y exacta» que esclarezca las muertes.

Más allá de lamentar el deceso de los dos policías y del voluntario de Gacip, el secretario de Seguridad teme que se produzca una ola de violencia en el departamento. Así lo manifestó en el programa ‘Influyentes’ que se emite por EL DEBER Radio.

Suárez hace un llamado a los diversos niveles de Gobierno y a las instituciones encargadas de la seguridad. «Las instituciones tenemos que unirnos y hablar el mismo idioma, cosa que no está sucediendo», lamenta. 

Y desliza una crítica directa contra el actual comandante departamental de Policía en Santa Cruz, Erick Holguín. «El comandante está en otra», señala. «Culpa a la Gobernación por la inseguridad», por la demora administrativa para el pago de combustible, explica.

Como responsable de la seguridad ciudadana reitera el ofrecimiento realizado desde la Gobernación al Comandante. «Tenemos a disposición un lote de vehículos con chofer y combustible» que facilitarán el patrullaje en todo el departamento. Al parecer, según destacó el propio Suárez, la Policía no respondió a esta propuesta.

El secretario no carga todas las culpas hacia la Policía. «No tiene ni los recursos humanos ni materiales para dar seguridad a todo el departamento. Es grande», apuntilla.

Respalda sus afirmaciones al detallar algunos aspectos puntuales que envuelven el asesinato de los tres uniformadosLos dos policías fallecidos carecían de protección como chalecos antibalas mientras que los agresores manejaban armas de gran potencia.

Suárez se muestra pesimista ante la creciente ola de criminalidad en el departamento y teme que se retorne a la situación vivida en 2017 cuando grupos organizados asaltaron un camión de de transporte de valores Brink’s y trataron de robar en una joyería de la ciudad.

«No queremos que Santa Cruz entre en zozobra», plantea. Para ello, exige mayor rigor de las autoridades que, hasta ahora, «se han mostrado permisivas con la presencia de grupos armados».

Fuente: El Deber